¿Convivencia ó Supervivencia?

Mantener una relación de convivencia, de armonía y buena comunicación, es extremadamente difícil, y requiere de nosotros una gran inversión de tiempo y esfuerzo. Sin embargo, ese tiempo y esfuerzos invertidos ofrecen la posibilidad de una vida plena y satisfactoria con las personas que amamos, teniendo la posibilidad de compartir en un ambiente equilibrado y agradable, aún cuando existan diferencias.

El problema es que sistemáticamente elegimos, en muchos casos, mantener relaciones de supervivencia, donde permanentemente nos estamos defendiendo de los otros, marcando territorio y límites demasiado gruesos para que nadie los pueda derribar y traspasar; y entonces nuestra intimidad deja de ser un espacio agradable para convertirse en una cárcel construida con nuestras propias manos. Mientras la convivencia es un vivir con lo amado, la supervivencia es vivir contra lo amado; aunque no nos demos cuenta de ello. Y no podemos decir que mantener un clima de convivencia es lo único que requiere tiempo y esfuerzo; puesto que mantener esta trinchera de protección de la “intimidad” también requiere una gran cantidad de tiempo y esfuerzo… Sólo que el precio a pagar no es tranquilidad y armonía, sino soledad y desdicha.

Elegimos, sin darnos cuenta, pagar el precio de la soledad no como un espacio para estar conmigo, sino como un espacio para estar lejos del otro, cada vez que nos sentimos invadidos, avasallados, irrespetados. El asunto es que muchas veces sólo nos sentimos así, sin que aquello tenga un correlato cierto con la realidad.

Con-vivir es, en el amplio sentido de la palabra, vivir con el otro, aceptar al otro, recibirlo en nuestro espacio de intimidad quizás con las reglas claras, pero con los brazos abiertos, permitiendo que ese otro llegue a nuestro hogar interior. Y cuando ese otro llega a nuestro hogar interior, no sólo lo hace con su lado más agradable… lo hace con todo su ser, incluso aquello que no nos gusta tanto. Pero eso es recíproco, puesto que cuando el otro nos permite la entrada ocurre exactamente lo mismo.

Así pues, convivir requiere de nosotros un cuidado a las reglas del otro, a las necesidades del otro, de la misma manera que requiere levantar límites sutiles que dejen claro no que el otro no debe traspasarlos, sino que debe cuidarlos de la misma manera que nosotros lo hacemos. Eso, por supuesto, requiere un trabajo arduo y sostenido; pero vale la pena el precio. Al final, para mantener nuestra “trinchera de intimidad” también tenemos que pagar un precio y unas consecuencias no tan agradables.

En la mitología griega, cuando Hera y Zeus contrajeron matrimonio, asistieron todos los dioses, los cuales fueron convocados por Hermes, el mensajero divino. Gea regaló a la desposada el manzano de oro. También hubo una representación de humanos. Sin embargo, una joven, llamada Quelonea, se atrevió a despreciar la invitación (se negó a la convivencia necesaria) y además ridiculizó la celebración. Hermes la castigó transformándola en tortuga y condenándola a arrastrar su casa lentamente, por haberse negado a dejarla para ir a aquella solemne e importante invitación… Y para que aprendiera que un mortal no puede despreciar la invitación de los dioses. El nombre de esta muchacha sirvió luego para identificar a la familia de estos seres pesados y silenciosos, los quelonios.

Este hermoso mito nos muestra que la convivencia tiene un precio, para nada desagradable… en el mito se dibuja como el disfrute al lado de los dioses. Pero negarnos a compartir nuestra intimidad es castigado con soledad, representado por esta casa que Quelonia debía llevar a cuestas, sin poder salir de ella ni compartirla con nadie más, evidenciando la supervivencia de la que vengo hablando.

Tengo mucho tiempo ya tratando de cerrar, de clausurar mis espacios de supervivencia, para permitir lugares más ecológicos, más agradables y sanos de convivencia en mi vida cotidiana.

Desde mis espacios de convivencia arduamente trabajados, y desde aquellos lugares de supervivencia que aún quedan en mi vida, mi alma saluda a tu alma…

|

Comentarios

Muchas veces la convivencia puede ser pacífica, sin embargo, no llenar esos espacios que se esperan plenos en una relación. Puede no haber problemas, pero tampoco complemento.
Convivir va más allá de un mero compartir superfluo, es complementar las vidas, es compartir los espacios, es sentirse cómodo (a pesar de las circunstancias y/o situaciones), es sencillamente aceptar y aceptarse en un medio en común...
Desde la realidad de mis espacios de no convivencia y aquellos que he logrado rescatar. Mi alma saluda a tu alma...

Responder

Me siento muy identificada con el articulo de hoy, siento (un poco de sentir y un poco de lamentar) estar avanzada en ciertos sitios de convivencia, pero (y aquí viene la parte que lamento) sintiéndome muchas veces incomprendida,.. aislada,..

 

Me pregunto si lo inefectivo en este caso son mis medios de comunicación;  y que por ende el esfuerzo debe ser mucho mayor!!!

 

O se tratara de que dentro de la pareja la igualdad en el proceso de hacer alma es obligatorio para entenderse y comprenderse,..?? E indudablemente si no existe este compartir de “nivel”,. la frustración y decepción es el pan nuestro de cada día,..

 

Si es así como mejoró profesor? Como logro respetarme a mi y a mi otro con ese evitar trazar líneas que agredían el libre albedrío de cada uno? Gracias desde ya por lo que se son palabras desde tu alma,..

 

Un beso de,

 

Jay!

Responder

Ay amigo, amigo!!!

Que te puedo decir mas allá de aceptar que es uno de los mensajes mas reales que he leído en mi vida.

Todo tan cierto. He de reconocer que es muy difícil buscar esa convivencia cuando se es tán rígido, donde no existe un pensamiento flexible.

Tal vez llevará mi vida entera hacerlo, solo se que cada día hago el mayor de los intentos, en primera instancia para CON-VIVIR conmigo para poder CON-VIVIR con los demás.....

Tal vez antes de partir, te daré la noticia de que eso cambió

Mi Alma saluda a tu alma!!!!!!!

Te recuerdo con el mayor de los cariños....

Responder

Jajajaja totalmente de acuerdo, después de todo soy una Water Violet, que de paso se enorgullece de serlo, pero que paradójicamente se esfuerza por no serlo negativamente,.. tanto,.. ;)

 

Trabajo en el ego, lo reconozco e intento limitarlo a su mínima expresión pero persiste mi duda; no consigo ver una pareja tan dispar!! no implicará prácticamente a juro el hecho de que una de las partes este “aguantando” desde un punto de vista negativo el ceder siempre ante situaciones, ya que se supone esta mejorando su ser para no caer en rencillas simples? Me preocupa, que se vuelvan acumulativas con el tiempo,..

 

Te obliga el estar haciendo alma a someter parte de tu carácter en post de "el bien mayor"?? Pues claro que el Amor tiene todo eso de maravilloso pero desde una incomprendida que le cuesta comprende ciertas conductas en los otros,.. el Amor también es incomprensible,..

 

Será la negociación y las reglas comúnmente establecida una forma, un método?

XOXO de,

Hoy una incomprensibles y hasta peleona Jay

Responder

Convivir.. La convivencia muchas veces por no decir que siempre, resulta muy dificil; es dificil ese mediar o establecer esos limites que deben cuidarse, todo depende mucho de la actitud con la cual se asumen y hasta que punto hay cierta flexibilidad de cada una de las partes (con esto me refiero a la actitud cerrada que puede expresar una de las partes, a una individualidad absoluta), es tal vez con esta actitud que se puede llegar a sentir incomprendida la otra parte. Como no sentir que, el trabajo que uno esta realizando para mejorar la convivencia debe estar acompañado de un trabajo de la pareja??

Si bien el amor ayuda mucho en la convivencia tambien hay espacios en donde lo realmente necesario es entenderse, comprenderse y poner un gran grano de arena cada una de las partes involucradas.

Saludos a mi siempre adorado profe.. Gracias por cada una de sus lineas que permiten hacer un alto para pensar un poco y que nutren muchisimo el alma..

Besos..

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar